miércoles, mayo 27, 2009

RIGORES

Gira el viento y cuchichea:

abre la armadura del corazón,

ocupa su espacio torpe,

ofuscado,

como si fuese un suspiro contrariado,

sólo,

o como una sola luz,

disipada.

pero me crezco entre rigores y palomas perennemente mustias y descalzas.

---

© MAR – Mayo2009

1 comentario:

Narci dijo...

El viento con sus cuchicheos abre la armadura del corazón.

Genial, Mar.
El viento bien puede ser la dicha de amor, o bien el azote del alma.